Ocotito


Había un niño muy inquieto y travieso al cuidado de una amable y amorosa señora. Por su conducta, ella comenzó a llamarlo "Ocotito", haciendo alusión a la madera que se usa para encender la lumbre.

El niño creció, pero nunca olvidó el sobrenombre y las enseñanzas que ella le dio. Hoy, aquél niño comparte esta historia, como una forma de recordar a esa amorosa señora, que le sigue cuidando desde el cielo.

Mezcal Ocotito se elabora por manos expertas de manera artesanal en Ejutla de Crespo, Oaxaca con mucho cariño de por medio en el proceso artesanal. 

Siendo esa la forma de honrar las enseñanzas de sus antepasados.

Browse by tag: